you're reading...
En Español?, Series Crecimiento

Rompiendo las Ataduras del Alma (PTI)

Image

Aun cuando la Biblia en el idioma inglés algunas veces utiliza las palabras de forma intercambiable, el alma y el espíritu no son lo mismo. Somos seres tripartitos, creados a imagen de Dios, con un cuerpo, un alma y un espíritu. Y del mismo modo que nuestra Divina Trinidad, estos tres componentes están claramente separados pero en esencia son inseparables. I Tesalonicenses 5:23 “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”.

Debido a esta interrelación, todo lo que ocurre en el ámbito espiritual afecta al ámbito físico y lo que ocurre en el ámbito físico afecta al ámbito espiritual porque están interconectados. Permíteme explicarlo de esta forma, ¿alguna vez has estado enfermo y debido a esto te has desinteresado de buscar al Señor y por eso te has alejado de Él? ¿O acaso te has apartado del Señor y en consecuencia estás enfermo? (Si es necesario, el ejemplo de Leo). Así que, ¿Cual es la diferencia entre el Alma y el Espíritu?

Somos seres espirituales que habitan en un cuerpo y poseemos un alma. La persona que reside en nuestro interior es nuestro espíritu, nuestra alma se compone de la mente, la voluntad y las emociones, y el cuerpo es el templo dentro del cual esa persona que somos, vive. Cuando nacemos de nuevo, somos relacionados con Cristo a través del espíritu. I Corintios 6:17 “Pero el que se une al Señor, un espíritu es con Él”. Tú recibes la Mente de Cristo cuando tu mente es renovada por el Espíritu de Dios y alcanzas el lugar en donde tienes oídos para oír lo que Él te dice.

En el jardín del Edén, Adán no era controlado por su alma ni operaba en el ámbito almático. Porque su espíritu estaba unido al Señor, el realmente caminaba en el Espíritu y ejercía gobierno desde su espíritu, y por lo tanto no era controlado por la voluntad o por lo que le dictaba su alma. Después de la caída, el espíritu del hombre murió, perdió la unidad del ser que le conectaba con Dios y que ahora le unía al diablo. Todo lo que tu carne ama, Satanás también. Todo lo que tu carne odia, Satanás también.

La naturaleza pecaminosa del hombre está casada con las cosas del dios de este mundo. No necesitas enseñarle a un niño el ser egoísta, a robar o a cualquier cosa que este errada. No necesitas entrenarlo para que haga el mal. La mayor parte de lo que haces con un niño es entrenar su alma porque no es sino hasta que nacemos de nuevo en el Espíritu del Señor, que dejamos de ser controlados y de vivir en la carne y sus apetitos.

La única razón por la cual algunos no hacen las cosas malas que otros hacen, es simplemente porque han aceptado ese entrenamiento del alma y se han sometido a las leyes y normas de la sociedad. Uno de los mayores problemas hoy en día es que muchos niños no están recibiendo el entrenamiento del alma que necesitan para convertirse en adultos responsables. No somos moralmente buenos porque hayamos nacido así; todos nacimos con una naturaleza pecaminosa como consecuencia de la caída del hombre en el principio de todo.

Cuando nacemos de nuevo, la batalla entre el alma y el espíritu comienza. De eso se trata lo que el Apóstol Pablo nos habla en los capítulos 6 y 7 del libro de Romanos. Así que, ¿Cómo los espíritus demoniacos afligen y poseen a la gente? Lo hacen a través de sus almas y sus cuerpos. Un ejemplo de una aflicción demoniaca corporal lo encontramos en Lucas 13:11 “y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar”.

Un ejemplo de una aflicción demoniaca mental, del tipo que llamamos posesión demoniaca, lo encontramos en Mateo 17:15,18 “Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua… Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora”. Nuestras almas NO NACEN DE NUEVO. La Biblia es clara en que a pesar de que nuestro espíritu nace de nuevo, nuestra mente, voluntad y emociones aun requieren ser purificadas.

Ser nacidos del espíritu y la salvación del alma son dos cosas totalmente diferentes. I Pedro 1:22-23 “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”.

Nuestro espíritu es instantáneamente renacido en el momento en que aceptamos a Cristo como nuestro Señor y Salvador, pero nuestras almas tienen que ser transformadas por la renovación de nuestras mentes a través de la Palabra de Dios, de acuerdo a lo que dice Romanos 12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Nuestras almas pueden esconder mucho sucio espiritual de nuestra anterior manera de vivir.

Debido a que el alma aun contiene basura que requiere ser limpiada, muchos creyentes pueden continuar luchando con el pecado incluso después de haber aceptado a Cristo. El Alma Vs. El Espíritu: no debemos permitir que nuestra alma nos controle. El alma siempre tratará de estar en control y esta es la razón por la cual es de máxima importancia alimentar nuestro espíritu con la Palabra de Dios, la Adoración y la Oración.

Un principio espiritual dice que “aquello que alimentas, crece… aquello que descuidas, muere”. No satisfaces algo al alimentarlo, simplemente estas incrementando su capacidad de crecer. Mi pregunta es, ¿Qué es lo que estas alimentando? ¿Tu hombre espiritual o tu carne a través de cosas mundanas y entretenimiento? Gálatas 5:16 “Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne”. Dios quiere que seamos libres de cualquier tipo de ataduras de parte del enemigo.

Ataduras almáticas pecaminosas han apartado a muchos del destino que Dios ha diseñado para ellos. Los lazos pecaminosos han suprimido el Propósito eterno de Dios, y han frustrado los planes de muchos creyentes que realmente quieren servir al Señor. Muchos están escondiéndose detrás de una máscara, pero detrás de ella, están heridos, desanimados y con sus corazones rotos. El dolor está oculto en lo externo, pero es muy real en lo interno. Es tiempo de quitar la máscara, ser honestos y recibir liberación.

Una atadura almática pecaminosa ocurre cuando la mente, la voluntad y las emociones de una persona se enredan hasta el punto en que sus pensamientos no son usualmente los propios, cuando una persona es afectada de forma no natural por la voluntad, las emociones y deseos de alguien o algo más. Puedes estar atado almáticamente incluso a cosas. Cuando cosas en tu vida te están deteniendo de hacer lo que Dios te ha llamado a hacer, estas lidiando con una atadura pecaminosa. Él desea que tengas cosas buenas, pero no que ellas posean tu corazón.

¿Qué es una Atadura Almática? Las ataduras del alma son exactamente eso. Es la unión espiritual o alineamiento de dos almas que puede producir bien sea resultados beneficiosos o perjudiciales para ambas. La Biblia no hace referencia al término en cuestión, pero si habla de almas que se unen para volverse una sola carne. Una atadura almática puede tener varias funciones, pero en su forma más sencilla, su finalidad es unir dos almas en el ámbito espiritual.

Ataduras almáticas entre fornicarios pueden atraer a una mujer abusada y maltratada a un hombre del cual en el ámbito natural ella huiría y odiaría, pero en lugar de eso, ella se siente atraída a él incluso cuando no la ame y abuse de ella. En el mundo demoniaco, las ataduras pecaminosas pueden servir como puentes entre dos personas para transmitir una atadura demoniaca. Otras ataduras almáticas pueden hacer cosas tales como permitir a una persona manipular y controlar a otra, y esta persona es inconsciente de lo que ocurre, o lo sabe pero sin ninguna razón lógica, permite que así sea.

Ataduras almáticas no saludables incluyen relaciones que se caracterizan por la manipulación, la culpa, el abuso emocional, la codependencia, el afecto innatural, la envidia o la lujuria. Puedes determinar el tipo de atadura almática por el fruto que produce. Una atadura almática santa fortalecerá tu plenitud emocional y tu andar con Dios. Producirá el fruto del amor, la fidelidad, la lealtad, el honor y la justicia.

Una atadura almática pecaminosa producirá el fruto de la carne y no del espíritu; como el odio, el resentimiento, la manipulación, la ira, la contienda, los celos y el querer controlar a otros. Esto te impedirá tener y disfrutar una buena relación con Dios y traerá atadura en lugar de libertad a tu vida. Una atadura almática santa es una atadura almática que se da dentro de la Voluntad de Dios para tu vida. Una atadura almática pecaminosa es cuando tú procuras algo fuera de la voluntad de Dios para ti.

La atadura almática más importante, es la que debe existir entre Dios y tú. Lucas 10:27 “Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo”. Cualquier cosa que te detenga de esto es simplemente idolatría. Cualquier cosa que se interponga entre tú y Dios, que te detiene de servirle a Él y de amarle por encima de todo, es un ídolo, un pequeño dios en tu vida. Cualquier cosa que te detiene de obedecerle a Él y a Su Palabra es un ídolo y debe ser quebrantado y removido de tu vida, si pretendes servirle con un Corazón puro e integro y ser partícipe de Su Reino.

Dios nos ama tanto que ha diseñado un Plan para cada uno de nosotros. Cuando permanecemos conectados a Él y obedecemos Su Voluntad para nuestras vidas, esto nos protege de atarnos a gente mala o ser descubiertos haciendo cosas malas. Si empiezas a meditar en esto y te juntas a ti mismo a cosas, gente y/o lugares que están fuera de la Voluntad del Padre, comenzarás a perder control sobre tus propios pensamientos que el Espíritu Santo ha puesto en tu corazón , y mientras más esto suceda mas te separas a ti mismo de la Comunión con el Padre.

Tus oídos espirituales pierden su capacidad natural para oír Su Voz, y cuando no puedes escuchar Su Voz entonces no puedes hacer lo que Él te está pidiendo que hagas. Él siempre está tratando de advertirnos de los peligros que pueden surgir en nuestro andar diario, pero también Él va a mostrarte la forma para escapar y evitar que te suceda algo malo. Ataduras Almáticas fuera de relaciones en primera persona. A pesar de que las ataduras almáticas más comunes ocurren con otra persona que conozcas o con la cual te hayas relacionado, también es posible que puedas estar atado a un animal o inclusive a una cosa.

He visto personas que se encuentran tan atadas a un animal, que este se convierte en lo más importante de sus vidas, incluso por encima del cuidado que deben tener por otros miembros de la familia. A ellos no les importa gastar miles de dólares para tratar de salvar a un perro que debe necesariamente morir. Otros están muy atados a la televisión. ¿Acaso estás tan ocupado con la televisión que no puedes oír que el Espíritu Santo te está hablando? Muchas mujeres son capaces de dejar de hacer cualquier cosa para no perderse la novela; las novelas pueden ser muy peligrosas espiritualmente, porque se trata todo de un mundo de fantasía.

Todos engañan a todos y realizan todo tipo de maldad y el mirar o ser parte de esto siembra semillas en tu alma. Muchos son absorbidos por las novelas a tal punto en que en un momento determinado comienzan a actuar y a pensar como si se tratara de algo real ¡hasta se atreven a orar por el protagonista de la novela! Por esto es necesario que corten y anulen esa atadura con ese mundo engañoso de la imaginación. Salmos 1:1 “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado…”. Si existe algo capaz de reunir en si mismo estas tres condiciones negativas, son precisamente las novelas.

II Corintios 10:4-5 “…porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos [que hablan de imágenes en la mente que se convierten en razonamientos] y toda altivez [actitudes erradas] que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. Necesitamos tener el espíritu de nuestra mente renovado de modo que pensemos y actuemos en nuestras vidas de acuerdo a lo que establece la Palabra y la Verdad de Dios, y no a lo que la moral de los escritores y productores de televisión indica.

Los niños creen y son atrapados de tal modo por lo que ven, que ellos tratan de imitarlo, colocándose algunas veces en situaciones de riesgo o peligro. Los niños pueden entrar en ataduras almáticas a tan temprana edad a las cosas de este mundo. Algunos son atados a un determinado grupo musical o estilo de música, como el rap, y son como drogadictos en cuanto a su relación con este tipo de música. La música tiene un poder tremendo, puede ser usada para calmar a una bestia salvaje o alguien atormentado (como cuando David tocaba para el rey Saúl) o puede convertir a alguien calmado en una bestia.

Dios creó la música y luego Satanás vino y la corrompió. Desafortunadamente, debido al hecho de que la música del mundo es la que está dirigida a exaltar nuestra carne y sus deseos, es que la mayoría desea escucharla. La música espiritual no está dirigida a tu carne, sino a tu espíritu. Así que los que tienen una mente carnal prefieren la música “cristiana” carnal en lugar de la música espiritual, porque hace que su carne se sienta bien consigo misma. Pero esto no impresiona a Dios, deberíamos considerar por qué Dios creó la música en primer lugar. Fue para Adorarle. ¿A qué te está guiando la música que escuchas?

Efesios 4:23-24 “…y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”. Ataduras Almáticas dentro de relaciones en primera persona. Existen diferentes niveles de ataduras almáticas: físicas, almáticas y espirituales. Cualquiera de estos tres niveles de relación puede ocurrir entre dos amigos, compañeros de trabajo o miembros de la misma Iglesia, entre hermanos y hermanas, padres e hijos y por supuesto, entre esposos y esposas. Las relaciones matrimoniales son donde los tres niveles ocurren de forma mucho más intensa e intima.

No te equivoques respecto a esto, las relaciones sexuales entre una pareja casada involucra las tres partes de nuestro ser: cuerpo, alma y espíritu. Nunca ha sido solo un acto físico y nunca lo será porque es la forma en que Dios lo diseñó. El nos diseñó para que nos compenetráramos y nos volviésemos uno, no solamente en el plano físico. Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”. Nuestras almas se embotan debido a ataduras almáticas a nivel espiritual con otras personas con las cuales no estamos casados. Esto puede ocasionar que nosotros no podamos plenamente entregarnos a nuestros cónyuges. Si tuviste un(a) novio(a) o cónyuge previo y se separan y luego vuelven a casarse con alguien más, esas antiguas ataduras deben ser rotas o seguramente vas a experimentar serios problemas en tu actual matrimonio.

Cuando nuestra alma se divide, eso afecta nuestra capacidad de recibir afecto de parte de otros y de experimentar el Amor de Dios. No podrás recibir el amor de parte de tu esposo(a) que desesperadamente deseas y necesitas, aunque todos a tu alrededor te lo ofrezcan y te digan cuanto te aman, lo demuestren a través de sus acciones, pero tú no eres capaz de percibirlo y por lo tanto concluyes que no te aman.

Otras ataduras del alma afectarán tu capacidad de confiar en tu cónyuge. Debido a que eres incapaz de percibir el amor y el afecto que otros te demuestran, vas a considerar que ellos no son dignos de tu confianza inclusive sin pensar en ello. El problema es que eres inconstante de acuerdo a lo que dice Santiago capitulo 1. Este problema destruye matrimonios del mismo modo que destruye nuestra capacidad de recibir el Amor de Dios y confiar en Él. Por esto es que las ataduras almáticas pecaminosas deben ser quebrantadas y rotas, porque producen muerte en lugar de vida.

Las mujeres son mucho más que carne. Debemos dejar de pensar en el sexo como un simple acto físico porque no es tanto un acto físico, como espiritual. A través de este pensamiento errado, los movimientos feministas han sometido a las mujeres a la figura de hombres depredadores que han tomado la recién alcanzada libertad de las mujeres como la oportunidad perfecta para someter toda responsabilidad sexual, respeto y galantería. El problema con el problema de tratar a las mujeres como un pedazo de carne, es que muchas de las soluciones ofrecidas hasta ahora son mucho peor que el problema en sí mismo.

El talibán tenía un modo sencillo y perverso de solucionar esto, y era tratar a las mujeres ni siquiera como un pedazo de carne, sino como prisioneras. Suprimir por completo la figura femenina cubriendo de pie a cabeza a las mujeres con una burka y silenciar a las mujeres de la vida pública y profesional de Afganistán, resulta mucho peor por mucho que ser forzados a escuchar la última ocurrencia de Paris Hilton o de Britney Spears. Por otro lado, haciendo un escándalo con que no existe nada malo en que las mujeres libremente expongan sus cuerpos y abracen su sexualidad de cualquier forma que ellas deseen, es igualmente perverso porque respalda la pornografía, que contamina nuestra cultura y que degrada a la mujer.

Un paso importante en aprender a no tratar a las mujeres como si fueran un pedazo de carne es precisamente restaurar el vínculo entre amor y sexo. La pornografía no sería posible si el sexo no fuese ampliamente considerado como la forma de expresar el amor. Si el sexo no es más que rascar una comezón, entonces no puede ser considerado como la consecuencia física del amor y la confianza. El amor nunca es casual, y cuando el sexo se vuelve casual entonces no sirve de nada a las necesidades del amor. La mejor forma de restablecer este vinculo entre el amor y el sexo, es enseñar que el único contexto de satisfacción para esta unión es el matrimonio, y el matrimonio como un lugar donde el hombre y la mujer se aman y confían de forma mutua profundamente.

En conclusiónGálatas 5:16“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne”. Ataduras almáticas pecaminosas te impedirán que alcances el destino que Dios tiene para ti. Recuerda que hemos sido hechos a la Imagen y Semejanza de Dios, pero si no nos mantenemos enfocados en caminar a Su Semejanza, el diablo tratará de que sigamos a otras imágenes para volvernos a la semejanza de aquello que estamos siguiendo. Hay mucha gente que desea hacer la Voluntad de Dios y que quieren tener una relación más profunda con Él; sin embargo a la vez, no quieren dejar ir a las personas, lugares o cosas que están atadas a sus emociones más profundas.

Si las ataduras almáticas no son tratadas apropiadamente, podrían causar que tu corazón se endurezca. Comenzarás a justificarlas y a darle la espalda a lo que dice la Palabra de Dios, o cuando escuchas la Palabra de Dios, comienzas solamente a escuchar aquello que encaja en el molde de la atadura almática en lugar de la Verdad completa. La obra del diablo es tratar de robar tu alma y si él puede, ayudar a que tu alma sea atada de cualquier forma pecaminosa a la persona, cosa, lugar o hábito equivocado; en la medida en que te encuentres atado, el continuará tratando de hacerte ir cada vez más bajo en el pecado y evitar de este modo que sirvas a Dios con todo tu corazón.

Seamos libres de toda atadura almática pecaminosa y vivamos libres como Hijos del Dios Viviente. KL

Ataduras del alma parte ii

Discussion

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Rompiendo Las Ataduras del Alma (III) | Renew and Restore's Blog - April 4, 2013

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

RENEW AND RESTORE TRANSLATOR

Follow us on Facebook

Contact us

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 7 other followers

%d bloggers like this: